Letterpress

La reinvención de la tipografía en el siglo XXI se acoge al término inglés “letterpress” pues, más que a un sistema de impresión, se refiere a una forma muy particular de entender el diseño y su relación con la materia que lo contiene.

En el letterpress o impresión tipográfica se prima lo artesanal, la atención al detalle, la distinción y la tridimensionalidad de la marca que deja.

En este sentido se buscan soportes dúctiles, mayoritariamente algodonosos, para que quede patente “el beso” del metal sobre el papel.

Es un proceso que aunque no pueda competir con la producción en serie de hoy en día cada vez tiene más adeptos. Se basa en un sistema de impresión directa en el que una superficie en relieve entintada (ya sean tipos móviles, clichés o polímeros) recibe presión para imprimir su motivo sobre el papel. El área de impresión está limitada a 22 x 36 cm y normalmente se usan de 1 a 2 tintas.

Combina perfectamente con acabados como el coloreado de cantos y el golpe en seco, entre otros.