Estampación

La estampación es el acabado ideal cuando quieres un blanco perfecto sobre un papel oscuro, unos tonos metálicos intensos e incluso si te apetece jugar con la presión y acentuar el efecto de luces y sombras con la huella resultante.

Tipos de Estampación

  • Estampación convencional

    Su sistema es sencillo, un grabado, con el motivo a estampar, que por medio de presión y calor hace que la película quede adherida al soporte con el diseño buscado. Tú decides si quieres que la marca de la presión apenas se note a la vista y al tacto o si por el contrario quieres que se aprecie el bajo relieve.

    Ten en cuenta que debido al propio sistema las tipografías muy pequeñas o los trazos extra-finos pueden llegar a no reproducirse en el grabado.

    La disponibilidad de películas no es tan amplia como la variedad cromática que puedes conseguir con la tinta, aún así dispones de un catálogo nada desdeñable: colores en su versión brillo y mate, metalizados y fluorescentes además de películas con efectos holográficos y películas transparentes.

  • Estampación con estructura

    La estampación con estructura sigue los mismos principios que la convencional. Su diferencia radica en que la película tiene textura, lo que la hace más resistente al roce y la suciedad.

  • Estampación con altura

    ¿Quieres que tu estampación quede en alto relieve?

    Lo que podemos hacer es combinarla con un golpe en seco.

    Si lo que buscas son diferentes alturas, un grabado con varios niveles nos permitirá hacerlo.