Serigrafía

La serigrafía está de moda. Su auge se debe a la apuesta de los profesionales por materiales menos comunes, en el ámbito gráfico, que adquieren una nueva dimensión estética gracias a ella.

Polivalente y agradecida la serigrafía o impresión serigráfica consiste en el procedimiento de filtrar colores por medio de una trama de seda, malla, donde se encuentra el motivo a reproducir.

Logra unos altos niveles de calidad, por lo que habitualmente es utilizada en los sectores del lujo como la perfumería, cosmética y relojería.

Permite imprimir sobre casi cualquier tipo de material (papel, vidrio, cerámica, metal, madera…) ni siquiera la forma de éste (plana, cúbica, esférica…) limitará su capacidad de impresión. Además puede reproducir varios colores y resulta una solución muy apropiada para elementos de exterior.